A diferencia de una carta simple, este tipo de cartas son enviadas por medio de una notaría, lo cual permite que el notario a carga de la misma deje constancia de fecha en la que los destinatarios la recibieron, así como de las circunstancias en las que fue entregada la misma.

Las ocasiones en las que usamos cartas notariales son:

  • Carta notarial para requerir el pago de la deuda: constituye un requerimiento formal de cobro a los deudores y se utiliza como un mecanismo de presión para que los deudores cumplan con efectuar el pago correspondiente.

  • Carta notarial de aviso de denuncia penal: constituye una alerta a los representantes legales de futuras acciones penales en su contra, con la finalidad motivarlos a que por iniciativa propia nos pidan tener una mesa de diálogo para regularizar el pago de la deuda.

¿Encontró su respuesta?