Desde la fecha de comunicación a través del Factrack de CAVALI ICLV o la plataforma de SUNAT, el adquirente de los bienes y/o servicios que origina una factura tiene un plazo no prorrogable de ocho (08) días calendario a fin de dar su conformidad o disconformidad respecto a la información consignada en la factura negociable derivada de tal factura.

En caso de que no se manifieste disconformidad dentro del referido plazo, se presumirá legalmente que el adquirente está conforme con la factura negociable correspondiente. Ya sea brindada de manera expresa o presumida por la ley, esta conformidad es irrevocable y no cabe prueba en contrario.

Por ello, es importante que antes de dar conformidad se revise con detenimiento la información de la factura notificada por CAVALI ICLV o SUNAT. Asimismo, tenga en consideración que el confirmar facturas que no corresponden a operaciones comerciales reales (conocidas como “facturas de favor”) implica la participación de su representada y sus administradores en la comisión de delitos sancionados penalmente.

¿Encontró su respuesta?