El área de Riesgos de Finsmart tiene establecida una metodología de trabajo para admitir empresas. Todo aceptante de facturas (empresa pagadora o adquirente deudor) pasa por este proceso, el cual consiste en evaluar un conjunto de variables enfocadas en conocer y medir la experiencia de la empresa, tanto en su sector como en el Sistema Financiero.

Las principales variables que evaluamos son: Antigüedad en el negocio, número de trabajadores, clasificación en el Sistema Financiero, nivel de deuda directa e indirecta, garantías que respaldan sus obligaciones, el promedio de días de pago, niveles de importación/exportación y protestos.

Además de Criterio experto (+/-): Efectividad con Finsmart, experiencia con factoring en otras entidades, nivel de exportaciones/importaciones, nivel máximo de deuda alcanzado, grupo económico, EEFF, deuda vencida, situación del sector económico, noticias, entre otros.

Cada variable tiene un determinado peso, que luego de una ponderación total (del 1 al 100), es reflejado en una calificación interna dividida en escalas: B, B+, A, A+, A++.

Es importante mencionar que, para ofertar las facturas, deben cumplir con un puntaje mínimo obtenido de 70.

Finalmente, estas escalas nos permiten definir cuál será la línea máxima otorgada a cada aceptante.

¿Encontró su respuesta?